domingo, 21 de noviembre de 2010

LA GUERRA NO HA TERMINADO

La ofensiva que hace años comenzó el (des)Gobierno de Zapatero con el objetivo de ganar la Guerra del 36 varias décadas después de finalizada se ha reavivado tras la sustitución de María Teresa Fernández de la Vega por uno de los hombres más oscuros de la España de los últimos siglos.

Es poco probable que la decapitación de la ExVice, pero siempre fea hija de un condecorado franquista, no hubiera sido una de las muchas exigencias que ese nuevo Fouché, que domina los hilos de la política española desde tiempos de Felipe González, hubiera exigido al tarado que lleva a España a la deriva (y no me refiero al Rey Juan Carlos) a cambio de salvarle el cuello en su propio partido. Alfredo Pérez Rubalcaba, a diferencia de su supuesto jefe inmediato, no es un idiota sino una mente privilegiada que sabe muy bien los pasos que da y hacia dónde se dirige. Un superviviente nato que conoce perfectamente todos los trucos posibles para alcanzar sus metas por muy perversas que sean éstas y muy mezquinos aquéllos. Lástima una inteligencia privilegiada haya elegido servir a los intereses de la masonería, de la que es adepto reconocido, y no de su patria.


Claro ejemplo de que nuevos vientos reavivan el odio, que tanto se han empañado en encender estos iluminatti zapateriles desde su llegada al poder, es que, lejos de cesar en su obsesión por terminar con el Valle de los Caídos utilizando los más hipócritas subterfugios y las más infantiles e insultantes excusas, desde el último mes las acciones de en contra de este monumento, dirigidas siempre desde la Vicepresidencia Primera del Gobierno, han dejado de rayar la ilegalidad y lo estrambótico para caer de lleno en ella.

Desde hace algunas semanas, el Gobierno ha prohibido a los benedictinos celebrar la misa en el interior de la Basílica que, no lo olvidemos, no está controlada por Patrimonio Nacional sino que es una propiedad eclesiástica. Algo así, que un gobierno occidental clausurase arbitrariamente un lugar de culto, obligando a los frailes y a los fieles a celebrar la misa a la intemperie no sucedía desde la Segunda Guerra Mundial. Para recrearse en la humillación, los antidisturbios de la Guardia Civil, sin duda la mando de algún mercenario arribista uniformado, registran los vehículos de las familias y los fieles que deseen acudir a dicha celebración con más celo que si de un control antiterrorista se tratase. Algo impensable a las puertas de una de las múltiples mezquinas españolas donde se predica la guerra santa contra Occidente.

Y en el día de ayer, la Subdelegación del Gobierno en Madrid autorizó una manifestación de rojazos -no se les puede llamar de otra forma- a las puertas del recinto cuando sería inimaginable una autorización de similares características organizada por uno de los grupos a los que esta gente pretende insultar con el apelativo de fascistas.


Era lo que le faltaba al (des)Gobierno del paro, de las bajadas de pantalones ante un Marruecos a quien tanto silencio debe Rubalcaba desde el 11-M, del separatismo, de los orgasmos electorales en Cataluña (y luego hablan de machismo), de la inmigración ilegal desbordante, de la delincuencia disparada, de la corrupción, del nivel educativo africano, del aborto libre y semiobligatorio, de la eutanasia, de la ley ¿libertad? religiosa...

El Señor quiera que me equivoque pero creo que queda al descubierto que el principal objetivo de estos miserables es terminar con el enemigo al más puro estilo chavista. Controlando los medios de comunicación humilla constantemente las creencias de quienes consideran sus adversarios y se censura sus opiniones, saltándose a la torera a los jueces, las leyes y el más mínimo sentido de la decencia y la honradez. Ultraja sus símbolos y lanza a sus matones marginales demostrando que su último propósito es la eliminación física del adversario aunque para ello tenga que llevar a España al desastre setenta y seis años después.

Aquí es donde demuestra que la maldad, frecuentamente, ahoga la inteligencia pues puede estar seguro este hijo de la viuda que volverá a perder. Que lo tenga por seguro.

16 comentarios:

El último de Filipinas dijo...

La foto de ese que exhibe la bandera republicana estaba a la salida del Valle de los Caídos. Al otro lado de la carretera estaba un grupo de falangistas. Al grupo de los "republicanos" se les había concedido permiso. Al grupo de los falangistas no. Ahora a estos les puede caer una multa bastante importante por manifestarse sin permiso.

Al Neri dijo...

El doble rasero es vergonzoso.

Lo que está haciendo el PSOE en El Valle es un acto de violencia, perfectamente equiparable a la quema de conventos. Es violencia camuflada, de guante blanco, con barniz jurídico, más acorde con los tiempos o como se quiera, pero violencia al fin y al cabo que se merece una respuesta del mismo tono.

Lo más abochornante es que las organizaciones agraviadas por todos estos abusos no reaccionan judicialmente.

Anónimo dijo...

ufff, cuanto catastrofismo¡¡¡ Está usted dispuesto, tal vez, a empuñar un fusil si la coyuntura se presta a ello???

Menos lobos, caperucita...

Al Neri dijo...

No lo dude, Anónimo.

Aprendiz de brujo dijo...

A mi que me parece muy enternecedor, cuando os poneis a hablar de derechos, de violencia. joer si en el fondo va a ser que jode cuando uno tiene la sensación(ridícula en vuestro caso, claro), de que no le dejan decir lo que quiere, o que se violenta el derecho de reunión, ese del que tranto os mofais habitualmente.
lo vuestro no sé si es doble rasero, triple o falta de resaero simplemente.
A mi me encanta ver an un fascista usar el término "legalidad".Me enternece mucho también.
Ahotra es cuando viene el discurso de la hipocresía y todo eso...
Bueno a mi que me llamen hipócrita me ofende y me produce la misma risa que cuando me habeis llamado marica.
La legalidad..., que risa me produce.
Se quieren cargar el Valle de los Caídos...joder pareceis Amnistía Internacional en vez de falangistas.
Este tono de plañidera no le pega nada a machotes de pelo en pecho como vosotros.Que lo sepais.

Al Neri dijo...

Aprendiz de brujo, déjese de gaitas. Yo no es que me mofe de los derechos constitucionales, sino que entiendo que deberían estar sujeros, por pura lógica, a severos límites para proteger intereses más valisosos que el individuo. Así lo entiendo yo y así lo entiende cualquiera con dos dedos de frente. Incluso los socialistas, ya que, como puede verse, están coartando todos los días la libertad de expresión, el derecho de reunión, etc, a quienes les da la gana.

Pero es que les guste o no en la Constitución estos derechos no tienen los límites que los sociatas quiere poner a los falangistas. Si el actual régimen quiere poner trabas a los falangistas, lo suyo habría sido no legalizarlos como organización política y proscribir sus actividades exactamente igual que haría yo sin temblarme el pulso con ciertas ideas y organizaciones. Eso es coherencia, Brujo.

Lo que es de vergüenza es llenarse la boca y la ley de derechos grandilocuentes y luego pisotearlos de cualquier manera, igual que es bochornoso decir que contra ETA solo cabe utilizar los "instrumentos del estado de derecho" y luego crear el GAL por detrás.

Los amigos de esta charanga de democracia son muy incoherentes. Si tienen una Constitución sagrada que no se les cae de la boca que la cumplan con todos y no solo con quien les interesa.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Al igual que yo me veo obligado a cumplir unas leyes que no comparto e icnluso considero ilegítimas y a pagar con mis impuestos a unos políticos a los que desprecio, EXIJO que esas mismas leyes se me apliquen al pie de la letra y no sujetas al capricho de los gobernantes.

Lo contrario es impropio de cualquier estado de derecho, sea este democrático-liberal o no, lo deslegitima (una vez más) y da un argumento extra para derrocarlo usando cualquier medio legítimo y proporcional.

sefo dijo...

Ay que ver como os poneis en la pluma viperina la semana del 20-N, parece que os habeis tomado alguna sustancia estimulante.

JorgeDM dijo...

Juraría que en forma de supositorio, sefo... Mala gente amparada por una libertad de expresión que no sólo no merecen, sino que si por ellos fuera, brillaría por su ausencia. Mala gente resentida porque no tuvieron suficiente con la matanza que pergreñaron sus abuelos (y los míos, la verdad sea dicha, falangista el paterno, requeté el materno)al servicio de los que mandaban, mandan y mandarán, apoyados en el deleznable ideario católico, tampoco con tener a este país sumido en la miseria e ignoracias más ponzoñosa durante los 40 años más idiotas de la historia de cualquier país, ni siquiera con la vuelta la poder que les concedió el populacho ignorante durante dos nauseabundas legislaturas, que no fueron tres porque fueron pillados demasiado en falta con mentiras tan pueriles como peligrosas. Mala gente al servicio de quien añora la bota recia y el palio, enemigos de toda idea de libertad, amor y compasión. La escoria de la tierra, la basura condescendiente, la derechona de toda la puta vida.

Zorro de Segovia dijo...

No percibo en la calle la irritación del post, ni la de algunos comentarios, y creo que usted quizá exagera un poquillo en algunas partes de su argumentario "(...)su último propósito es la eliminación física del adversario aunque para ello tenga que llevar a España al desastre setenta y seis años después". Uffff.

Estoy de acuerdo con usted, Sr. Subdirector, en que Rubalcaba es un tipo bastante siniestro, pero dudo que el Valle y sus fieles sean una de las preocupaciones de su Top10, ni siquiera del Top50.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Señor, o mejor individuo, JorgeDM. Sus palabras le definen mejor que todo lo que yo le pueda decir.

Viene a nuestra casa a insultarnos de mala manera y, encima, a llamarnos intolerantes. Así demuestra usted su doble y chequil rasero.

Tiene suerte de que otro de los administradores haya aprobado su comentario, propio de un troll y de UNA MALA PERSONA.

Por mi parte, cualquier respuesta a este comentario que usted realice será eliminada automáticamente. No es usted bienvenido si sólo desea insultarnos. Quizás se encuentre mejor en Cuba, en Venezuela o en la Camboya de los jemeres rojos.

Anónimo dijo...

Pues si no lo duda entonces es usted uno más de esos tantos que jamás enterrarán el hacha de guerra...
Lo de la paja en ojo ajeno y tal y tal...

Álex dijo...

¿Han visto ustedes alguna vez una mala telenovela? Basta con ver un par de fragmentos, no hace falta más de 10 minutos en total.
La acción y el argumento son siempre previsibles, pasan justamente las cosas que uno ve venir que van a pasar, los actores dicen justo lo que uno teme que van a decir.
Los personajes son caricaturas de la realidad, exageradamente buenos o malos o graciosos; es difícil creer que existan personas así y mucho menos que existan todas a la vez.
Los actores tampoco son muy buenos: exageran aún más unos personajes ya exagerados de por sí. Curiosamente, en alguna entrevista he visto que piensan que son grandes actores y que tienen grandes personajes.
El "producto" está orientado a un público bastante concreto, quizá poco culto: la acción es lenta, se repiten escenas y nombres, el lenguaje narrativo es tosco y pobre.
Y, finalmente, se nos muestra una realidad parcial y polarizada, limitadora y pobre, quizá precisamente para que ese público siga siendo siempre tan poco culto y tosco como hasta ahora.

Demasiadas coincidencias con este post, sr. subdirector.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Lo siento. No gusto del género.

Prefiero algo, no sé, más culto, más edificante, elaborado, clásico, constructivo, cultivado, documentado, varonil,...

Mentiras al pil pil dijo...

En un pais:
Donde ya todos sabemos quién FUE la X, ¿alguna mente privilegiada adivina quién ES la Y?

Donde Josu Ternera, en busca y captura, eructa sangre ajena en compañía de Eguiguren, ¿alguien defiende que hay separación de poderes? ¿Alguien habla de Justicia?

Donde una ley antitabaco permite fumar en los geriátricos ¿hacen falta eufemismos para hablar de eutanasia, o de criterios economicistas en sanidad?

Estimado Zorro, en las calles de Segovia no percibirá vd irritación, pero le invito a venir a Madrid, y podrá cortar vd el cabreo generalizado con cuchillo, como si fuera un cochinillo.

Álex dijo...

No tenía ninguna duda respecto a que esas fueran sus preferencias, sr. subdirector.
De todas formas, si se quiere también de lo malo se puede aprender.