viernes, 12 de noviembre de 2010

¿CABEZA DE RATÓN O COLA DE LEÓN?

Siempre me ha parecido muy difícil el dilema que plantea el dicho popular sobre si es mejor ser cabeza de ratón o cola de león. Bueno, en realidad el refrán no ofrece dilema alguno, ya que dictamina que “más vale ser cabeza de ratón que cola de león”, pero aun así la preferencia no parece tan evidente y suele ser objeto de debate.

Hay muchas formas de plantear la cuestión:


¿Es mejor ser el mandamás en una organización insignificante o ser el segundo de abordo, o incluso el subalterno, en una empresa gigantesca u otro tinglado importante?

¿Es preferible ser el nambergüán, el que corta el bacalao, en asuntos menores o ser mera pieza auxiliar del líder visible de una estructura poderosa?

¿Nos gusta más dirigir a cuatro gatos para hacer fotocopias o ser un simple colaborador en un proyecto de gran envergadura?


Cada posición tiene sus ventajas e inconvenientes.


El “cabeza de ratón” puede satisfacer su ego de líder, gozar de mayor libertad de movimientos o tener claro que a él no le manda nadie, pero quizá la escasa entidad de su tarea no le permita otras mayores satisfacciones.

El “cola del león” tal vez se sienta el último eslabón de una cadena o eche de menos desarrollar mayor iniciativa y ser dueño de sí mismo, pero a cambio forma parte de algo importante, disfruta de una buena atalaya para conocer los temas, aprende habilidades esenciales o se beneficia del contacto –aun indirecto- con el poder.

Preferir uno u otro rol depende de la personalidad de cada uno.

Yo me he hecho la pregunta miles de veces y me cuesta mucho encontrar una respuesta clara porque, entre otras cosas, ninguna de las opciones se da en estado puro y ambas tienen ventajas muy sabrosas. Aun así, tengo tendencia a decantarme por la cola de león pues siempre he creído que, como decía un compañero mío de trabajo, las habitaciones pequeñas hacen cabezas pequeñas.

¿Y vosotros qué preferís?

18 comentarios:

Aprendiz de brujo dijo...

Yo,(al revés que Alex, seguro) siempre prefiero, cabeza de ratón.
Alex, un poco de humor de trazo grueso viene bien siempre, hombre.
Aquí convive el estilo Doriangrei que es Ignatus y el biguerosway que me mola a mi.

nagore dijo...

Pues yo soy insumisa y muy mandona, pero como no me gustan las medallas... me quedo con la cola.

Chirly dijo...

Y de los huevos del león ¿que me dice? lo siento, se que el debate no va por ahí, pero la ilustración con que ha iluminado su post de hoy ha desviado mi atención a ese punto sin poder meterme a fondo en la cuestión que plantea.

Si superficialmente, y la verdad es que prefiero ser cabeza de ratón. Ser libre de hacer y decidir aunque sea dentro de mi pequeño charco, mejor que asumir el riesgo de verme avocado a naufragar por la impericia de otro dentro de un gran oceano.

sandra dijo...

Pues yo, la verdad, como dice la canción "depende... ¿de qué depende?"

Hay épocas y asuntos en los que me veo más cómoda como cola de leona y otras sin embargo estoy más a gusto como cabeza de ratón...

Pero no dudo que podría muy bien ser cabeza de leona... aunque lo normal es que sea cola de ratona.

Es que soy de lo más polifacética y adaptable...

sandra dijo...

Aprendiz... mucho sabes de las preferencias de Álex... cuidadito que el Subdire saca de lanzallamas y os deja rechamuscaos...

sandra dijo...

Nagore, tú cabeza de leona!! Que se note esa sangre vasca!!!

mujer prevenida vale por dos dijo...

Ni cola de leon ni cabeza de raton; yo soy un halcón...
En esas colas no hay cerebro creatividad ni independencia y las cabezas de los ratones no encuentro "espacio"...

Aprendiz dijo...

Qué bueno Chirly! Pues yo no puedo decir con rotundidad qué prefiero, porque depende de la actividad. Quizás normalmente soy muy mandoncilla pero porque la gente es muy indecisa. Pero en una actividad donde la gente tiene las cosas claras prefiero ser cola de león.

Álex dijo...

Aún no le he echado un buen piropo a usted, Aprendiz de brujo (piropo, he dicho piropo), pero nunca es tarde: sigo siempre con mucho interés sus agudos comentarios, sus bromas y el fondo muy razonable de sus opiniones, lo que le sitúa en mi top 3 particular de comentaristas, cuatriunvirato aparte (bueno, más bien "biunvirato", ¿no? Vaya, al final algo "bi" tiene este blog...)

Centrándonos en las colas, perdón, en el tema, y siguiendo el planteamiento del Sr. Neri, es decir, una elección entre dos opciones A y B cerradas, quizá elegiría ser cabeza de ratón, aunque sólo fuese por su mayor capacidad de acción y decisión. Pero en la práctica, dependiendo de terrenos y épocas, me puedo sentir como muslamen de percherón, corazón de perro fiel, aleta dorsal de pececillo o incluso como la ubre ansiada por la prole. No me he sentido hasta ahora pluma de pavo real, ni cornamenta de alce, pero nunca se sabe…
En cualquier caso, seamos lo que seamos, elegido o impuesto, creo que lo importante es cumplir correctamente con el cometido que nos corresponda, porque hasta el último pelo tiene su importancia.

nagore dijo...

Ay Sandriña!! como no sea por que soy del Atleti... ja, ja

La sangre la tengo "avinagrá" y el Rh se me ha cambiau solo, ahora lo tengo positivo y mi prole tiene mezcla, se ha vuelto "torrefacta".

En todo caso, hemos "mejorado" la raza, je, je... y sí, me quedo con lo de "leona", que me gusta más, ja, ja

Bikos.

P.D alguien sabe como se escribe en negrita pa no poner tantas comillas??? ja, ja, ja

mujer prevenida vale por dos dijo...

Nagore para poner negrita la b que hay explicando utilizar códigos html significa black=negro
antes de lo que quieras resaltar en negrita tienes que poner y al final tienes que poner ) pero si lo pongo junto a la b quedará directamente resaltado y no podras verlo.
la i significa italica ...
MPVP2

La pluma viperina dijo...

Nagore, es dificil explicarle por aqui que codigos hay que poner para que salga una palabra o frase en negrita porque al escribirlos sale nuestro texto en negrita y no se ven los codigos, asi que le enlazamos una web donde se explica clarisimamente.

nagore dijo...

Muchas graciassssssssss!!!

perroviejo dijo...

Es muy difícil elegir ¿no hay más posibilidades? Miren que yo ahora no me encuentro en mi mejor momento....quizás algo intermedio....no sé....



(ya tengo curro, no es gran cosa pero es por las mañanas y no dejo a los niños desamparaitos)

ignatus dijo...

Nagore, aunque la página que te indican para explicarte lo de la negrita es mucho más clara, me permito citarme a mí mismo y remitirte al comentario que hice el 20 de febrero de 2009 porque explico además cómo poner un enlace.

Saludos.

nagore dijo...

ésto tampoco lo sabïa pero me parecïa mucho preguntar, ja, ja muchïsimas gracias a tod@s

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Siento entrar tan tarde en estos temas pero estoy bastante ocupado y cuando tengo tiempo libre prefiero olvidarme de Internet y hacer más (aún más) ejercicio. Y claro, acabo tan destrozado que me cuesta hasta escribir: menudas agujetas tengo hoy en el brazo derecho.

Yo soy bastante individualista y siempre suelo huir del trabajo en equipo, sobre todo cuando no hay una jerarquía clara y eficaz. Y en la Administración aunque la jerarquía es clara no provee instrumentos eficaces que impidan que el trabajo salga adelante gracias a que unos cuantos hagan lo suyo y lo de los zánganos e inútiles.

Por eso prefiero trabajar de la forma más individual posible y ser responsable de mis éxitos y de mis fracasos. Ni siquiera practico deportes de equipo.

Aun así, por desgracia me toca trabajar y participar en organizaciones. Y mandar siempre es más castigo que recompensa real independientemente del proyecto en el que estés. Por eso considero que lo importante es sentirse satisfecho con el trabajo que realices independientemente de lo que abarque. No quemarse, ser consciente de hasta donde llegan tus responsabilidades, saber que estás haciéndolo lo mejor posible aunque tratando de mejorar a diario y, sobre todo, cuidar los detalles.

Pan dijo...

Hola, con seis años de retraso, quería contribuir a esta conversación diciendo que la frase, adagio o refrán etc. que ciertamente desde siglos es sabiduría popular se atribuyó como un pensamiento original de Julio Cesar (100 aC - 44 aC), lo encuentro atribuido al Cesar en un libro de 1604 de Fray Gregorio De Alfaro, es presumible se haya transmitido en España desde aquella época, ya que Hispania fue la primera provincia continental de Roma.