miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿CÓMO SALVAR EL CINE?

Ya hemos hablado aquí alguna vez, y hace muy poco lo ha hecho Isel, del pirateo de películas y del daño real o figurado que esta práctica produce a la industria cinematográfica. Concluíamos, en palabras de Langor, que “el cambio de la estructura tecnológica del mercado está destruyendo a una élite acomodada de ´artistas` " que no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos.

Como parece que los productores y los magnates del Séptimo Arte son idiotas sin remisión (o muy avariciosos) y no saben (o no quieren) encontrar soluciones para salvar el cine de los peligros de Internet, voy a darles yo unos consejillos:

1.- Mentalizarse de
que ya nunca jamás los beneficios volverán a ser los mismos. Todos -productores, actores, directores- , a cobrar menos.

2.- Reducir a la mitad el precio de las entradas.

3.- Impulsar la calidad de las películas y marginar el cine-basura

4- Fomentar la producción de películas que tengan un valor añadido vistas en pantalla grande (épicas, gran fotografía, espacios abiertos, 3-D, etc).

5- Que con la entrada regalen un pequeño folleto a todo color con la ficha técnica de la peli, fotografías de escenas y actores, el “cómo se hizo”, etc.

6- Instalar arcos detectores de metales en todas las salas comerciales para impedir el acceso de vídeo-cámaras y evitar así el screener.

7- Que esperen año y medio (en vez de los cuatro meses actuales) antes de sacar las películas en formato DVD. Si al espectador le apetece mucho ver un título determinado, probablemente vaya al cine si tiene que esperar tanto tiempo para descargárselo en buena calidad. Además ya nadie compra películas en DVD.

¡Y que nos dejen en paz a los emuleros!

¿Alguna solución más?

12 comentarios:

perroviejo dijo...

Que buenas ideas.

Yo digo que además se proyecten películas antiguas, me encantaría ver algunas pelis en la gran pantalla, de esas que sólo he podido ver en la tele.
Al final es caja para el propietario del cine.

Rocco Lampone dijo...

Si, otra idea más:
que se vayan a tomar por el culo de una vez, que quiten las subvenciones y que se dejen de politiqueos y mierdas propagandistas.
Y si no que se arruinen ya de una vez y nos dejen pagar tranquilamente por ver cine de verdad, de otros países, claro.

Al Neri dijo...

Sr Lampone, felicidades, es usted el más facha de todo el blog.

Isel dijo...

Gracias por su alusión a mi blog, donde pueden ver algo más de información ;)
cono comentaba ahí, probablemente el pirateo no les daña demasiado, ya que muchas descargas son de pelis que tampoco irías a verlas.

Me temo que sus soluciones habría que ver si son económicamente factibles para las salas de proyección,por el tema que si bajando así los ingresos podrían con los costes. Pero es un camino, ya que han subido los precios demasiado para lo que dan.
Lo de instalar detectores de metales en los cines... la gente no iría si les tratas así, no sé si nos acostumbrarían.
Rocco, no todo el cine español está politizado, hay de todo y es conveniente que se busque mejor, ya que muchas buenas películas no tienen demasiada distribución, las hay y muy buenas.

Rocco Lampone dijo...

sr. Neri, reportese. No me llame cosas malas.

Anónimo dijo...

¿Éste blog es de fachas? Yo estaba convencido de haber entrado en el blog de la IV Internacional troskista.

nagore dijo...

Siento no poder aportar ninguna, yo soy más de "Cine de Barrio".

ignatus dijo...

Me parece, Neri, que tus ideas no llevarían a buen puerto al cine. Por ejemplo:

- reducir el precio de las entradas a la mitad implicaría una bajada de los precios que paga el local por cada bobina. Hasta aquí bien, teniendo en cuenta el punto uno. Pero no sería suficiente y requeriría que hubiese un aumento de espectadores que compensase esa reducción: es decir, que fuésemos el doble de gente al cine. Y eso no ocurriría. Por el simple argumento que tú mismo has expresado varias veces aquí hablando de la música: mientras te siga costando un solo euro más el original que el descargado de internet tú seguirás pirateando. Y como tú muchos. Esto enlaza con el punto 5…

- … que te den un folleto se la traería floja a muchísima gente, pues al final acabarían todos en la basura salvo algún friki que lo guardase. Y digo que enlaza con lo anterior porque el CD de música original también lleva "extras" como las fotos, datos de los compositores, fotos y hasta descuentos para los conciertos y aun así se piratea. Y el folleto sería un sobrecoste que habría de asumir el cine con sus menores ingresos.

- La calidad de las películas es una apreciación muy discutible, por lo que no le veo una aplicación práctica. Cuántas pelis nos habrán parecido buenísimas y mucha gente ni ha oído hablar de ellas. Al final se asociaría “calidad” con “número de espectadores” y se perderían muchísimas buenas películas. ¿Sabías que la primera de “El Padrino” al principio fue un fiasco que no cubrió ni el sueldo de Corleone? No me extraña que no lo supieras pues me lo acabo de inventar. Pero seguro que buscando un poco se encuentran muchos ejemplos. Creo que “Blade Runner” es un ejemplo válido, aunque no estoy seguro.

- El punto 4 sí lo veo atinado. Ciertamente hay películas por las que la gente está dispuesta a pagar a cambio de disfrutarla como se merece. Pero eso creo que podría estar reñido con lo de la calidad, salvo que midiéramos esta en función de esos parámetros que señalas: paisajes, muchos extras, etc. Y que le den por culo al guión o los personajes. No recuerdo mucho las pelis de "El Padrino, pero me parece que no están en 3D. Y aunque sí que salen lo menos 50 personas en alguna celebración de cumpleaños, creo que no llega a proporciones épicas.

ignatus dijo...

- Lo de los arcos detectores creo que tampoco serviría (y no porque nos molestase “pasar por el arco” como supone Isel, yo creo que nos daría igual pues los hay en todas partes: supermercados, tiendas, centros oficiales, puticlubs…). Yo he bajado pelis antes de salir el DVD y eran copias previas que distribuían entre los de la academia para que las votaran para los Goya o los Oscar... Son minoría, pero si no hubiese otro canal se explotaría más este. Y el número de salas es enorme a nivel mundial: siempre habría unas cuantas que no lo hicieran y serían las que proveerían al resto del mundo (como se hace hoy en día, pues de Rusia es de donde surgen actualmente casi todas, creo, aunque luego el audio se grabe en cada país).
- Espaciar más el estreno en DVD no es mala idea, pero habría que ver si compensa pues, en contra de lo que dices, yo tengo entendido que la venta de dvds es una parte muy importante de los ingresos de las películas y retrasar su salida mermaría mucho sus resultados. Llegué a oír que cabía la posibilidad en EE.UU. de que alguna película la estrenasen a la vez en el cine y en dvd.
Ten en cuenta que el mundo de perversión e ilegalidades en el que tú te mueves no es el más habitual entre mucha gente de bien: la sección de dvds del Corte Inglés no es pequeña precisamente.
Claro, que ahora que me doy cuenta, si de lo que se trata es de salvar los cines, no a los productores, en ese caso sí, efectivamente creo que sería una buena medida.

En general yo creo que para salvar el cine no hay que hacer nada. Sigue siendo un buen negocio y a medida que fuese dejando de serlo se iría ajustando en beneficios, sueldos… Siempre habrá una parte importante de gente dispuesta a pagar por ver las cosas decentemente y sin sorpresas. Pues, como dice Isel la mayoría de las cosas que la gente se baja, no iría de todas formas a verlas ni las compraría. Yo mismo me bajé decenas de películas que ni siquiera he visto después. Y seguí haciéndolo hasta que me di cuenta de que era sólo por un extraño afán de “tener”… Bueno, también influyó que mi vecino puso contraseña a su wifi.

Bueno, por ahora ya me he explayado.

Un saludo.

Ramiro Semper dijo...

Las medidas propuestas por el Sr. Neri me parecen lógicas y adecuadas. Apoyo sin fisuras también la propuesta del Sr. Lampone de quitar las subvenciones a los pesebreros habituales (por muchas películas que hagan inventándose la Historia, no van a ganar la Guerra Civil).
De todas formas, creo que la llamada piratería hace menos daño al cine del que nos quieren hacer creer. Muchas veces, nos bajamos películas que jamás iríamos a ver. El auténtico problema reside en la baja calidad de la mayoría de las películas actuales. Creo que una buena medida para añadir a las ya propuestas sería clonar a John Ford y a David W. Griffith.

Anónimo dijo...

Una mas...
revisar el sueldo de los actores mega-estrellas, de las super-estrellas, de los estelares... y de todo aquel que suponga un % alto de la produccion.

Que hay actor que se embolsa 10 o 15 millones en pelis de 50 millones o menos de presupuesto.
Vamos que pisen el suelo.

sandra dijo...

Creo que el gran problema del cine es sencillamente la calidad-precio... pagar 6 o 7 euracos por ver determinadas pelis (que son la inmensa mayoria) es una estafa.

Y más hoy en día.

Los actores, productores y demases tienen que aprender a ofrecer algo interesante. Y comprender que sus beneficios astronómicos son desmesurados. Muy desmesurados.